Articulos

Cirugía de la calvicie

Existen un buen número de técnicas para la recuperación del cabello y el cirujano puede emplear diferentes técnicas para conseguir el efecto deseado.

La edad, los cambios en los niveles hormonales y una historia familiar de calvicie son las principales causas de pérdida del cabello. El inicio de la pérdida del cabello a edades jóvenes habitualmente produce una calvicie más intensa. La pérdida del cabello también puede ser el resultado de quemaduras y traumatismos. La cirugía del cabello comprende distintas técnicas plásticas y estéticas para obtener los resultados deseados.

Quién

Los candidatos para un implante de cabello deben tener un crecimiento del pelo normal en las áreas donantes, tanto en la parte de atrás como en los lados de la cabeza. El color, la textura y el grado de ensortijamiento del cabello pueden afectar al resultado estético del implante.

Cómo

Existen un buen número de técnicas para la recuperación del cabello y el cirujano puede emplear diferentes técnicas para conseguir el efecto deseado. Para los que desean una mejoría modesta en la cantidad de cabello, son apropiados los injertos: en sacabocados (“punch”), micro o mini-injertos, de colgajo. Los colgajos pediculados, microvasculares, la expansión tisular y la reducción del cuero cabelludo (reducción tonsural) son métodos que proporcionan una mayor cobertura de la calvicie, pero también comportan mayores riesgos.

Dónde

La reposición de cabello es un procedimiento prolongado que suele requerir múltiples sesiones con un intervalo de varios meses entre sesiones. Para los procedimientos más sencillos de implantes, la anestesia suele ser local con o sin sedación. Los procedimientos más extensos o más complicados, como la expansión tisular o la reducción del cuero cabelludo requieren anestesia general. En general la cirugía se realiza de forma ambulatoria y la duración de la sesión va a depender del tipo de técnica empleada.

Postoperatorio

Los efectos secundarios pasajeros son la sensación de una tirantez excesiva y/o pérdida de la sensibilidad, las palpitaciones y el dolor. También pueden aparecer hemorragias y pérdida del cabello en la zona del implante.

Riesgos

Los riesgos de esta cirugía son la infección, las hemorragias, las cicatrices anchas y el fallo del procedimiento, por ejemplo, injertos que no prenden o cabello implantado que no crece.

Vuelta a la normalidad

Tras la cirugía de reposición del cabello, el paciente puede volver al trabajo en unos pocos días y a sus actividades normales en unas tres semanas. Las cicatrices que suelen ser aparentes durante un tiempo, generalmente son cubiertas por el propio cabello. En ocasiones la dirección de crecimiento del cabello en las nuevas áreas es distinto.

Los efectos de la reposición del cabello son permanentes, pero la cirugía no previene la pérdida del cabello en otras áreas. Tras el resultado definitivo, una vez curado y una vez ha crecido el cabello de forma apreciable, puede ser necesario que el paciente se someta a pequeñas intervenciones para conseguir un aspecto más natural.

Imprimir el artículo