Articulos

El pelo y su crecimiento

El número de cabellos en la cabeza de una persona se sitúa entre 80.000 y 150.000.

Por definición se denomina alopecia a una zona pilosa carente de pelo; cuando esta zona afecta al cuero cabelludo recibe el nombre de calvicie.

La alopecia viene de la palabra griega "alopex" (zorro), por la caída del pelo de este animal en primavera y otoño, considerándose como alopecia una pérdida de cabello a partir del 25%.

Esquema del folículo piloso

El cabello se produce en un órgano llamado folículo pilosebáceo.

La estructura del folículo pilosebáceo se compone de : papila dérmica y bulbo piloso.

  • Papila dérmica: es la responsable del control del ciclo del pelo.

  • Bulbo piloso: es la parte proliferativa que da lugar al futuro cabello.
El cabello se divide en dos partes: raíz y tallo.
  • Raíz: En la raíz se produce una gran actividad metabólica y mitótica. La raíz termina en un bulbo, cuyo hueco central alberga la papila dérmica. En la papila dérmica se hallan vasos sanguíneos responsables de la nutrición del pelo. La activación de la circulación sanguínea de la zona, favorece el crecimiento del pelo.

  • Tallo: Constituye la parte externa del pelo, es decir, la que vemos y peinamos.
     

El tallo está formado por tres partes concéntricas: cutícula, corteza y médula.

  • Cutícula: Ocupa el 9% de la superficie total del cabello y es una capa protectora resistente a las fuerzas de orden físico y químico que podrían dañar con rapidez las fibras del cabello al emerger de la piel; su integridad proporciona brillo al cabello y facilidad de deslizamiento cuando se cepilla.
  • Corteza: Constituye la capa media del tallo piloso y alberga el pigmento que da al pelo su color.
  • Médula: Se encuentra en la parte central y los espacios entre sus células influyen en la refracción de la luz y en la tonalidad del pelo.

Ciclo del crecimiento del pelo

El ciclo piloso

La cabeza tiene un promedio de 100.000 pelos. El pelo crece y se renueva regularmente. Es normal que se caigan unos 50 a 100 pelos cada día. El pelo crece cerca de 1 cm al mes, aunque este ritmo decrece a medida que envejecemos. Cada pelo permanece sobre la cabeza de dos a seis años y durante la mayoría de este tiempo, crece continuamente.

El folículo piloso no tiene un crecimiento continuado, sino que se produce en distintas fases que constituyen el ciclo piloso.

Las fases que componen el ciclo piloso son: Anágeno, Catágeno y Telógeno.

  • Anágeno: Es la fase de formación activa en la que tiene lugar la formación del cabello. La duración media de esta fase es de tres años.
  • Catágeno: Es la fase de regresión, en la que se detiene la división celular y el folículo se encoge. Su duración es de dos a cuatro semanas.

  • Telógeno: Es la fase de reposo durante la que se produce la caída del cabello. Su duración es de dos a cuatro meses y la reposición se produce mediante una nueva fase de anágeno.
Así, a medida que el pelo se cae, es reemplazado por un nuevo cabello a partir del mismo folículo piloso. A lo largo de la vida de la persona no se forman nuevos folículos pilosos.A medida que envejecemos, la tasa de crecimiento de pelo disminuye, produciéndose un adelgazamiento progresivo del cabello.

En condiciones normales, el porcentaje de las tres fases es de el 14% en telógeno, 1% en catágeno y un 85% en anágeno.

Imprimir el artículo