Noticias

La sanidad pública mexicana recomienda tratarse la caída de cabello

Ante la paulatina caída de cabello, principalmente en hombres, las autoridades de Salud mexicanas exhortan a la población que presente tal problema a que acuda al médico para que inicie un tratamiento y contrarreste el efecto.

La calvicie o alopecia es una patología que con el debido tratamiento de un dermatólogo puede tener solución, tal como advirtieron funcionarios del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Ésta puede presentarse por factores genéticos, de envejecimiento, de enfermedades cutáneas locales y de las que afectan al organismo en general; es muy rara en las mujeres y en los niños porque depende de la presencia de hormonas masculinas (andrógenos) y las concentraciones de estas hormonas son elevadas en los varones después de la pubertad.

A través de un comunicado, el Instituto detalló que la alopecia puede originarse por trastornos primarios del cabello o del cuero cabelludo, alteraciones psicológicas, defectos estructurales del cabello, fármacos, anomalías congénitas del cabello, factores genéticos, enfermedades sistémicas, y traumatismos.

 Es importante la visita al médico y no la automedicación, pues es el profesional quien debe determinar si el paciente sufre alopecia androgénica u otro trastorno que le produzca la caída del cabello, para hacer hacer así las recomendaciones terapéuticas adecuadas.

La alopecia androgenética es fácil de reconocer mediante una exploración visual, análisis de mechones de cabellos y también a través de sencillas preguntas.

La calvicie en el hombre conlleva a una disminución del bulbo y del cuerpo del cabello, es decir, el folículo produce cabello fino y de diámetro pequeño, tipo vello, lo que puede ocurrir en cualquier momento después de la pubertad, cuando aumentan los niveles de hormonas masculinas (andrógenos).

Tal situación está generalmente influenciada por factores genéticos hereditarios tanto de e de la familia paterna como de la materna, que si se atiende oportunamente hay solución al detener el proceso e incluso recuperar parte del cabello perdido.

En las mujeres, la alopecia androgenética suele observarse por primera vez entre los 30 y los 40 años, posiblemente en momentos de cambios hormonales, aunado al factor genético y de la presencia de DHT (dihidrotestosterona).
Imprimir el artículo